Akwanusagana

LA AGRICULTURA DEL MAÍZ EN EL ESTADO INCAICO abril 20, 2012

Filed under: Uncategorized — akwanusagana @ 1:00 am

La iglesia estatal y sus sacerdotes tenían otros deberes relacionados con la agricultura del maíz. En una zona que ha pasado por la revolución urbana pero donde un clima hostil amenaza regularmente a las cosechas, cabe esperar no sólo una considerable actividad astronómica, imbricada en un contexto mágico-religioso, sino también medidas estatales para difundir la información y para imponer las prácticas que se pensaba eran necesarias para asegurar un excedente. Cada año se preguntaba a los dioses si había que sembrar ese año; “responden que siempre la suerte dijo que sembrasen”. Al rey Pachacuti se le atribuye no solo la reforma del calendario ceremonial sino también la erección, en las afueras del Cuzco, de varios pilares de piedra que servían como indicadores solares de las estaciones. Las sombras proyectadas por algunos de los pilares indicaban los solsticios, mientras que otros señalaban el comienzo de cada mes. El principal estaba en Sucanca, una colina cercana al canal de regadío de Chinchero, donde estaba situada una de las chacras personales del rey Thupa. Uno de los pilares, Chiroa Sucanca, indicaba el solsticio de verano, mientras que Pucuy Sucanca anunciaba la llegada del año nuevo, en el lluvioso diciembre.

Estos observatorios determinaban el comienzo de las labores agrícolas, especialmente el barbecho, el riego y la siembra. Se creía que si se dejaba pasar el momento oportuno, la cosecha del maíz peligraba. Había sacerdotes encargados de observar la progresión de las sombras y de informar a los campesinos de la proximidad del momento de la siembra. También mantenían registros en quipos de los ciclos anteriores, indicando la sucesión de años de agua y secos. Los mismos sacerdotes determinaban las fechas apropiadas para las ceremonias religiosas, muchas de las cuales eran inseparables del calendario agrícola, y supervisaban los ayunos y sacrificios realizados todos los meses en Sucanca. Pedían al Sol “que llegase allí a tiempo que fuera buena sazón para sembrar”. Un observador perspicaz como polo notó dónde había más prácticas ansiosas:

Es bien advertir que en las tierras ricas y abundantes de comida y ganado (…) reinan más idolatrías y supersticiones (…) en las provincias pobres como los Chirihuanaes (…) Diaguitas hasta el río de La Plata y otras muchas que son pobres y necesitadas (…) no ponen tanta diligencia y obseruancia de religión supersticiosa ni vsan tanta mvltitud de ceremonias (…)

(…) En un momento ulterior del año agrícola, otro grupo de sacerdotes, los Tarpuntaes,

Tenían cuidado de ayunar desde que sembraban el maíz hasta que salía de la tierra como un dedo de alto (…) y asimismo ayunaban sus mujeres e hijos (…)

Otros realizaban sacrificios en diversos momentos críticos de la estación, impetrando al Hacedor, Sol y Trueno: “sed siempre mozos”; que aseguraran la paz, multiplicaran a la gente y enviaran lluvia para que “hubiese comidas”. Se organizaban procesiones en que los participantes armados, haciendo sonar tambores y prorrumpiendo en gritos de guerra, espantaban la sequía y la helada que amenazaban más al maíz que a los demás cultivos. Una vez en que una terrible helada en el valle del Cuzco coincidió con el arribo de una delegación Opatari, portadora de presentes desde la montaña, el consejo le recomendó al rey que los matara a todos, para apaciguar la helada. El granizo, que moraba en una cueva en Cirocaya, también era aplacado con sacrificios.

Murra, John (1978). La Organización Económica Del Estado Inca. México D.F.: Siglo XXI, pp. 41-43.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s